Tu traje del día a la noche

Actualmente los diseñadores buscan ofrecer a su consumidor trajes versátiles que se puedan llevar en diferentes tipos de ocasiones. Es muy importante que tengas muy claro lo que puedes llevar de noche y lo que es exclusivo para el día, para evitar caer en errores de estilo que podrían arruinar tu imagen.

Daniel Hechter te comparte las reglas que debes tomar en cuenta:


Reglas generales

Controla el alcance de tus hombreras
No permitas que la hombrera sobresalga de la caída del hombro, de lo contrario lo que obtendrás será una arruga que restará puntos a tu imagen.

Vigila el largo del saco
¿El largo reglamentario del saco? Es simple, coloca tus brazos relajados a los lados de tu cuerpo y verifica que el bajo del saco te llegue aproximadamente a la mitad del pulgar. Si te llega ahí, todo está bien.

Dile no a las arrugas
Hay una razón, muchas arrugas son un confiable indicador de que algo está mal te queda grande o te queda chico. ¡No lo pases por alto!

Contrastar es la clave
Lo más elegante hoy es hacer contrastar tu camisa con el color de tu traje, olvídate de llevar esa combinación noventera de traje oscuro con camisa negra.

 

Reglas de día

Si tu evento es de día, tarde o de noche pero es de media etiqueta o no requiere etiqueta puedes elegir un traje oscuro, solo evita el color negro.

Hasta las 7 de la tarde estarás adecuado con cualquier tono de gris que podrás combinar con zapatos en la gama de los marrones, excepto si se trata de un cocktail, en ese caso prefiere zapatos negros acordonados.

Reglas de noche

En eventos nocturnos tampoco hay riesgo de equivocarse si llevas un traje azul marino o negro con zapatos a tono, también acordonados.
Los zapatos para la noche siempre deben tener suela delgada, negra.

Como ves no es tan difícil asegurarte de asistir bien vestido cumpliendo de manera impecable con las reglas de uso de un traje, ponlas en práctica y destaca por tu sofisticación.