Las reglas del juego

Cuando usas un traje es porque quieres lucir impecable y elegante, sin importar si lo usas porque tu trabajo así lo requiere, o porque vas a acudir a un evento especial.

Para asegurarte de cumplir tu objetivo, es importante tener en cuenta ciertas reglas que te ayudarán a no fallar.

Lo primero es encontrar el corte o fitting adecuado para ti. Existen básicamente 3 tipos de corte:

Clásico o regular fit: es un corte suelto y un tanto amplio, por lo que favorece a los cuerpos de estructura ancha y extremidades gruesas.

Modern fit: Sin llegar a ser entallado, este corte es una actualización del corte clásico, para quienes buscan que su traje se adapte un poco más a su cuerpo, dando una imagen más moderna. Este estilo va muy bien con los jóvenes.

Ajustado o slim fit: se trata de un corte medio, que se adapta al cuerpo siendo ligeramente entallado. Este fit le va bien a quienes tienen una constitución musculosa y torso en forma de “V” ya que este corte se vuelve estrecho a la altura de la cintura y su caída es pegada al cuerpo.

Una vez que eliges, de acuerdo a tu tipo de cuerpo el corte adecuado, el siguiente paso es elegir la talla precisa. En este punto la recomendación simplemente es probarte el traje, prueba al menos dos tallas y compara.

Cuando has completado estos pasos, podemos decir que tienes el 80% del trabajo terminado, el otro 20% es cuidar los detalles y las pequeñas reglas que pasan de padres a hijos de una generación a otra y siguen vigentes, a continuación las repasamos para que no olvides ninguna:


-El último botón del saco se deja abierto.
-En los sacos más modernos y casuales de un solo botón, este se mantiene abotonado.
-El saco se desabotona al sentarte, siempre.
-Las mangas de la camisa deben sobresalir de la manga del traje mínimo 2 centímetros.
-Utiliza solo accesorios discretos y mantenlos al mínimo, por ejemplo si decides llevar un pasador de corbata, evita usar gemelos o alfileres de solapa.
-Limpia y da brillo a tus zapatos, si es necesario cambia los cordones.
-Anuda perfectamente tu corbata y cuida que quede bien centrada tapando la hilera de botones.
-Combina correctamente el color de los zapatos con el traje, si tienes dudas revisa esta sencilla guía.

 

Finalmente vigila que tu traje tenga el largo correcto, de no ser así, llévalo al sastre o pide en la tienda que lo ajusten a tu medida. 

 Ahora ya tienes todas las pautas necesarias para que no tengas dudas al momento de elegir tu traje, en Daniel Hechter encontrarás los cortes más cómodos y favorecedores, pruébalos y elige, puedes estar seguro de que un Daniel Hechter será una de las mejores compras de tu vida.