Home office

En esta época el home office era ya una práctica habitual en varios sectores laborales, hoy además, debido a la contingencia de salud a nivel mundial, se ha vuelto una necesidad y la mejor opción, al menos para quienes pueden llevarlo a cabo.

Si tú eres parte de ese sector que afortunadamente puede seguir realizando su trabajo desde su hogar, dale un vistazo a estas siete recomendaciones de expertos que pueden ayudarte a trabajar mejor.

1. Despídete de la pijama
Suena trivial y es cierto que quedarse en pijama, podría parecer uno de los atractivos de trabajar desde casa. Pero, los expertos opinan (y tiene sentido) que vestirte con ropa habitual antes de iniciar tu jornada será una señal para tu cerebro de que el día ha comenzado y se activará. Además si de pronto te ves en la necesidad de realizar una videollamada no tendrás de qué preocuparte.

2. Establece una rutina
Posiblemente te lleve algunos días de ensayo y error, pero cuando encuentres la rutina adecuada que te permita tomar un baño, desayunar, trabajar y mantener un horario regular de comidas e incluso para hacer ejercicio, verás que tu día se sentirá más productivo y satisfactorio.

3. Prepara tu espacio de trabajo
Asigna un espacio de trabajo fijo, lo ideal es que no sea el comedor y mucho menos tu cama, si dispones de una habitación que puedas destinar a tu trabajo es una gran opción, de no ser así, con que asignes un rincón que mantengas despejado, ordenado y sin distractores es suficiente.

4. Planea tus tareas
Establece horarios, asigna tiempos para cada tarea, divide tu día por objetivos y así al finalizar, podrás medir tu productividad e identificar áreas de oportunidad para trabajar en ellas.

5. Break, ¿tomarlo o no tomarlo?
Nadie mejor que tú sabes la respuesta a esta interrogante. En ocasiones es muy beneficioso tomar unos minutos para tomar agua o distraerte un poco para despejarte y así regresar a tu labor fresco y listo para retomar; sin embargo puede convertirse en una trampa en la que termines gastando mucho más tiempo de lo planeado y pierdas el hilo de lo que estabas haciendo.

6. Respeta tu hora de comida
Asigna un tiempo adecuado para comer tranquilamente y respétalo. Aunque te sientas tentado a comer un bocadillo frente a la computadora, no lo hagas, come saludable y adecuadamente aprovechando que estás en casa, tu rendimiento mejorará y lo vas a notar.

7. ¿Y la música?
¡Dale la bienvenida a tus actividades diarias! Encuentra la música que te ayude a concentrarte y mantenga alto tu nivel de energía, se recomienda que sea música sin letra para que no afecte tu concentración.

 

En Daniel Hechter deseamos que estas recomendaciones te sean útiles al trabajar desde casa y te ayuden a mantener o incluso mejorar tu productividad.