¿CÓMO CUIDAR TUS PANTALONES DE VESTIR? 

El pantalón de vestir es sin duda uno de los elementos más importantes del guardarropa masculino, y aún cuando contamos con varios de ellos, al ser una pieza que se usa a diario, el desgaste por el uso, el lavado y planchado es mayor que el de otras prendas. Por eso es importante brindarles un cuidado lo más delicado posible, con la finalidad de extender su vida útil y principalmente lograr que luzcan siempre bien.

Para ello te ofrecemos algunos consejos con los que vas a lograr que tus pantalones de vestir se vean como nuevos por más tiempo. 

El primer consejo, es previo a la compra, asegúrate de elegir un pantalón de calidad, pero también de tu talla, que te quede perfectamente bien, o haz los ajustes necesarios con un sastre. Esto es importante, porque si te queda grande estará más propenso a que se le formen arrugas de más.

Ya que tienes el pantalón en casa, lo primero es leer a detalle las instrucciones de lavado. En general el algodón, la lana y la seda se pueden lavar en lavadora; por otro lado el poliéster y el nylon es mejor lavarlos a mano.

Si la etiqueta de las indicaciones de lavado se despintó, desprendió o por alguna otra razón no puedes leerlas puedes hacer esta pequeña prueba: por el revés del pantalón pon algunas gotas de agua y un poco de detergente y frota un algodón o hisopo en esta sección de tela. Si el algodón se tiñe, ese pantalón deberás llevarlo a lavar a la tintorería.

En el caso de los pantalones que puedes lavar en lavadora, es conveniente ponerlos al revés y de ser posible en una bolsa de malla para ropa delicada. Estas bolsas las encuentras en casi cualquier supermercado.

Lávalos con agua fría en ciclo suave. A excepción de que hayas tenido un contratiempo que haya ensuciado de forma importante tus pantalones como una caída en una superficie lodosa, una mancha grande de comida o bebida o algo similar, en general los puedes lavar en el ciclo más suave, el que se usa para ropa delicada, ropa de bebé, etc.

Procura sacar los pantalones de la lavadora en cuanto el ciclo haya terminado, así se arrugan menos, por lo tanto, el planchado será más sencillo y en consecuencia menos desgastante para la prenda. 

Si decides lavar a mano tus pantalones, puedes hacerlo en el fregadero o en el lavabo, según te resulte más cómodo. Recuerda utilizar agua fría y detergente líquido suave. Al momento de exprimir, hazlo enrollando y apretando suavemente el pantalón, no lo retuerzas. Si los enrollas dentro de una toalla el proceso será un poco más rápido.  

Cuida mucho el planchado de tus pantalones, lo ideal es que lo haga un profesional, o bien tú mismo usando un lienzo para evitar poner la tela brillosa, también puedes plancharlos por el revés, teniendo especial cuidado con los pliegues.

En este punto, recuerda que Daniel Hechter te hace la vida más fácil con su línea DH2O, que puedes lavar en lavadora y secar adecuadamente extendido o colgado, pudiendo incluso evitar el planchado.

Siguiendo estos sencillos consejos estarás protegiendo tus pantalones del desgaste excesivo y lucirán mejor en cada uso.

Encuentra la línea DH2O y todas las líneas Daniel Hechter en liverpool.com.mx y elpalaciodehierro.com, tiendas físicas y tienda online.