Hoy al igual que ayer y que mañana, un buen traje es un básico indispensable en el armario del hombre y es también una inversión inteligente. Asegurarte de que los trajes que adquieres sean de calidad es la mejor forma de garantizar que tu inversión te redituará con una imagen impecable por mucho tiempo, siempre y cuando reciban los cuidados adecuados para alargar su vida útil y aprovecharlos al máximo.

Definir dónde se marca la línea que separa el gusto por el buen vestir de la obsesión por la moda, es un tema un poco ambiguo según quien lo aborde. Sin embargo, sin importar que seas o no un apasionado de la moda, todos coincidimos en que la época de rebajas es una temporada que vale la pena aprovechar para llevar nuevas prendas al armario.

Sin duda, suena a lugar común, pero es una realidad que los niños, especialmente los más pequeños, sueñan con ser grandes y salir al trabajo, conducir su auto, afeitarse, usar corbata y traje, todo como lo hace su papá, su primer gran modelo a seguir.

La contingencia que estamos viviendo desde hace ya varias semanas y que de acuerdo a los expertos se prolongará por algunas semanas más, nos está llevando a muchos a experimentar periodos de ansiedad, estrés y nerviosismo.

La economía en nuestro país venía atravesando retos y momentos complicados desde hace ya muchos años, pero ahora además se suman las repercusiones de la pandemia de COVID-19, lo que hace de este un momento en el que es indispensable ser muy prudente con los gastos para salir adelante y mantener el bolsillo a salvo.